COMPARA TU ITINERARIO

Italia a tu medida

¡Descubre nuestros itinerarios a la medida en nuestras otras principales metas italianas! Organiza tus vacaciones según tus necesidades: hemos estudiado una serie de rutas, consejos y propuestas para aprovechar al máximo tu tiempo, evitar desagradables sorpresas y conocer lo mejor de la parte más bella de Italia. Cada destino tiene secretos que descubrir – déjate guiar por nuestra experiencia para optimizar tu visita. Entra en las sección dedicada a cada ciudad, compara tu programa y elige las opciones que más te gustan: ¡tus vacaciones serán más ricas y completas!

DÍA 1– SUMERGIRSE EN LA FASCINACIÓN DE VENECIA

La primera cosa que programar para unas vacaciones en Veencia es como llegar a la ciudad. En tren, la estación de Santa Lucia está justo al lado del centro, pero si llegas en tren te aconsejamos reservar un shuttle, práctico y confiable, porque los servicios de taxi privados que se encuentran directamente en el lugar pueden resultar carísimos... ¡No inicies tus vacaciones con una triste sorpresa! Si llegas en coche, considera que los estacionamientos están siempre muy llenos (y son muy caros); una buena opción es reservar el lugar para evitar filas y problemas.

Llegando al hotel, deja tu equipaje y dedica una hora a vagar sin meta por la ciudad: ¡déjate sorprender! Cada rincón, cada calle, palacio, canal, tiene una fascinación irresistible que te emocionará. Admira los colores decadentes y las decoraciones de cada edificio, disfruta del paso de la primera góndola, o vistas improvisas justo detrás de la esquina; ¡no encontrarás nada igual en ninguna otra ciudad del mundo! Llegar a Plaza San Marcos, dominada por la estupenda Basílica y el Campanario, y del increíble Palacio Ducal (centro político y artístico de la ciudad) te dejará sin aliento.

El centro no es pequeño, pero es ideal para pasear. Si prefieres una guía de las metas imperdibles, pasando por las calles más interesantes descubriendo tesoros ocultos, te recomendamos un par de tours: el Paseo a Pie por Venecia y el Tour de Venecia Clásica (entradas incluidas). Si prefieres pasear por tu cuenta, una excelente opción para un primer contacto es subirse al vaporetto (barco público) 1, que recorre todo Canal Grande de Piazzale Roma a Plaza San Marcos. Te recomendamos comprar un boleto válido por 72 horas para tus 3 días en Venecia (hay también boletos de diferente validez) en vez del boleto normal – te ayudará a ahorrar y podrás admirar Venecia en vaporetto durante toda tu visita. El Gran Canal es la “calle” noble de la ciudad, a la que se asoma la mayor parte de los palacios más bellos, el Casino y los principales museos, como la Ca d'Oro, Ca Rezzonico, Ca Pesaro, y sobre todo las Galerías de la Academia, una de las pinacotecas más importantes del mundo, que contiene el famoso Hombre Vitruviano de Leonardo da Vinci.

Haz tu primera parada en el Puente de Rialto. Es el más antiguo y famoso de los 4 puentes que cruzan el Canal Grande, desde donde respirar los perfumes y dominar los colores de Venecia. Inicialmente de madera, fue transformado en piedra en el siglo XVI, y desde entonces contiene tiendas, actualmente de oro y souvenirs. Cuidado con la calidad: muchos proponen solo recuerditos baratos. Si amas la artesanía de calidad, prueba nuestra experiencia la Venecia de las artes y los artesanos, mucho más que un shopping tour: una verdadera full immersion en la sabiduría artesanal en Venecia, desde siempre ciudad mercantil, desde hace siglos. Podrás admirar el trabajo manual y comprar en verdaderos laboratorios joyas, máscaras de carnaval, telas y mucho más. Si pasas por Rialto por la mañana, cruza el puente en dirección opuesta a la Plaza San Marcos y llega a Campo San Giacomo, una hermosa plaza con reloj; continúa hacia la derecha y a pocos pasos hallarás el área del Mercado de la Fruta y del Pescado, una explosión de colores, folclor y sabores. Es la zona ideal para comer, con propuestas históricas como la Antica Trattoria Poste Vecie (San Polo 1608, a pocos pasos del mercado): un lugar muy antiguo, frecuentado por Casanova. Si amas la buena cocina, déjate tentar por nuestro tour La Venecia del gusto, para probar productos típicos, o del Tour Enogastronómico, gracias al cual penetrarás en la tradición culinaria veneciana dei bàcari, antiguas hosterías para probadas gustosas y curiosas.

Prosigue por el centro hacia San Marcos (hay muchos carteles que indican las direcciones principales, es imposible perderse aún sin mapa), pasando por calles pintorescas ricas de tiendas como la Merceria San Salvador, Merceria San Zulian y Merceria Orologio, que, pasando justo bajo la espléndida Torre del Reloj te llevará a la Plaza San Marcos, la sala de Venecia. No te pierdas la visita a la Basílica de San Marcos, una de las iglesias más importantes de la cristiandad, que desde el 828 contiene los restos del Santo evangelista. La riqueza de su interior es única, con espléndidos mosaicos dorados y reliquias donadas por ricos mercaderes durante siglos. Visitarla puede ser complicado por la eterna fila de visitantes; ¡salta la fila con la reservación de tu entrada! Para profundizar la experiencia, elige la espléndida visita del Tesoro de la Basílica de San Marcos o La Basílica Dorada, para subir alas espectaculares terrazas sobre la plaza.

Para concluir el primer día, ¡no puedes perderte el super clásico Paseo en Góndola! Al atardecer será aún más encantador. O pasear hacia Campo Santo Stefano o Campo Sant'Angelo, que, junto con la zona del Teatro la Fenice, son muy animados por la noche con locales y pubs.

DÍA 2 – LOS TESOROS DE PLAZA SAN MARCOS

Después del primer sugestivo contacto a paseo por el centro, dedica el segundo día a descubrir las joyas de Plaza San Marcos, a través de los cuales conocer la historia y el esplendor de la Serenísima desde el Medievo hasta el siglo XVIII, y admirar obras maestras artísticas únicas en el mundo. Junto a la Basílica y asomándose a la laguna, destaca la fachada gótica del Palacio Ducal, meta imperdible de unas vacaciones en la ciudad, siendo el más hermoso “palacio de poder” en Italia.

Antigua sede de los Dogos, gobernantes de la República de Venecia, fue construido en varias fases en el curso de los siglos (incluyendo Palladio), y es hoy museo de inestimable valor histórico y artístico. Es un triunfo de obras de arte ((Tiziano, Bosch, Tintoretto, etc), imponentes salones como el del Mayor Consejo (53 x 25 metros) adornado por el Paraíso de Tintoretto y la más grande pintura jamás realizada sobre tela; así como el magnífico salón del Escrutinio, del Consejo de los Diez, y muchos otros; hasta el sugestivo pasaje sobre el Puente de los Suspiros que conduce a las tremendas prisiones venecianas, donde estuvo encarcelado también Casanova. Vista la importancia del lugar, la fila a la entrada es constante: ¡reserva la entrada! Nosotros recomendamos el recorrido de visita más completo e interesante, el de los Itinerarios Secretos del Palacio Ducal, que te revelará salas ocultas al recorrido de visita normal, a través de las cuales conocer profundamente la historia y el mito de Venecia.

Saliendo del palacio y volviendo a Palaza San Marcos, antes del clásico paseo bajo las logias y quizás una parada en el histórico Café Florian, no te pierdas la visita, muy particular y divertida – especialmente para familias – de la Torre del Reloj, cuyo boleto te abrirá también las puertas del Museo Correr, el Museo Arqueológico Nacional y las Salas Monumentales de la Biblioteca Marciana. En los 5 pisos de la torre observarás desde cerca la antigua y compleja máquina de los engranajes del reloj, coronado por las estatuas de los Moros, en salas que han conservado intacta su fascinación. ¡Además, desde la terraza obtendrás la mejor vista de Plaza San Marcos y todo el centro histórico a 360 grados!

Para visitar también otros museos interesantes de Plaza San Marcos, además del boleto para la Torre del Reloj, una buena opción es el Museum Pass, boleto combo para todos los museos cívicos (válido 6 meses) que te permiten visitar el Museo Correr, ubicado en el Ala Napoleónica de Plaza San Marcos. El Correr expone objetos, decoraciones y pinturas que narran la evolución de Venecia durante los siglos, cuando gracias al comercio y a la guía de los Dogos tocó el máximo de su potencia, y ofrece una hermosa vista sobre Plaza San Marcos.

Para una breve pausa después de tanto arte y cultura, es ideal detenerse en el pequeño jardín que se asoma sobre la laguna al inicio de la Riva degli Schiavoni, dando la vuelta a la derecha del Palacio Ducal. O dar un paseo por la Riva degli Schiavoni, pasando enfrente del Puente de los Suspiros y continuando hasta el Arsenal, el centro industrial y militar de la Serenísima. Desde aquí se admira un hermoso panorama sobre la laguna. Si en vez del paseo tienes aún ganas de arte y cultura, toma un vaporetto sobre Canal Grande hasta Rialto y entra en el Sestiere (distrito) de Cannareggio, poco visitado por los turistas pero que contiene la extraordinaria Ca d'Oro que se asoma al Canal Grande, lujosa residencia del siglo XV cuyo nombre se refiere a sus antiguas decoraciones doradas. Propone la Galería Franchetti, con obras maestras de Tiziano, Mantegna, Giorgione, además de decoraciones originales y majestuosas vistas.

Para terminar el día, algunas propuestas curiosas. Venecia construyó su fuerza sobre el comercio con el Oriente, transformándose en ciudad cosmopolita y abierta a culturas y sabores exóticos. Descúbrelos con nuestro tour Venecia y el Oriente: Especias y Café, que te llevará a lugares insólitos y auténticos, a contacto con una mezcla de razas, culturas y religiones que han convivido en Venecia durante siglos conservando sus tradiciones y sabores. O, para la noche, prueba Sombras de Venecia: un tour que te llevará por los lugares más hermosos de la ciudad acompañados por la narración de extrañas anécdotas, leyendas y misterios. Si buscas algo realmente fuera de lo común, ¡el miércoles puedes probar el Crucero con cena sobre un antiguo galeón! Mecido por las dulces olas de la laguna, tendrás una cena gourmet en un ambiente único con el panorama sin igual de Venecia por la noche.

DÍA 3 – ARTE Y TRADICIÓN EN DORSODURO

Una visita a Venecia no está completa si no se explora la belleza, el arte y las tradiciones populares del sestiere di Dorsoduro, el más al sur del Canal Grande, que en un pedazo de tierra muy pequeño reúne algunas de las atracciones más importantes con un ambiente más relajado del que se encuentra en el área de San Marcos y Rialto, siempre llenos de turistas, y por lo mismo más auténtico. Aquí se encuentran muchos talleres de arte y artesanos, antiguas librerías, cafés y trattorie frecuentadas por los venecianos; asomados al Canal de la Giudecca encontrarás los antiguos Squeri, los laboratorios artesanales que construyen las góndolas.

El itinerario inicia en el Puente de la Academia, desde donde se admira uno de los mejores panoramas de Venecia, especialmente por la mañana con la ligera neblina de la laguna. Junto al puente se encuentra la entrada de las Galerías de la Academia, histórica sede de la Academia de Bellas Artes y actualmente uno de los principales museos italianos, que contiene la más importante colección de arte veneciano y véneto, incluyendo Tiziano con la espectacular Presentación de María al Templo, obras maestras de Tintoretto, Bellini, Giorgione con la Tempestas (definido el manifiesto del tonalismo) y el famosísimo Hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci (no siempre expuesto). Dada la importancia de la colección, es indispensable reservar la entrada para no perderse entre la multitud en fila. Es una visita fundamental en Venecia, no te la puedes perder.

Muy cerca de la Academia, prueba un contraste “fuerte”: después de lo mejor de la pintura de finales del Renacimiento y barroco, da un salto al bizarro arte del siglo XX en la Colección Peggy Guggenheim. Inaugurada en el 1980, contiene la colección personal de Peggy en el hermoso Palacio venier dei leoni que fue su residencia, directamente en Canal Grande. Es uno de los museos italianos más importantes sobre el arte moderno, y expone obras fundamentales de Gianni Mattioli, el Jardín de las Esculturas Nasher e importantes exposiciones temporales. Además, gracias al fervor artístico de estos dos museos tan cercanos, toda el área está llena de galerías de arte privadas y anticuarios, y se respira un aire de cultura y culto a la belleza en cada calle y tienda.

Otro museo de la zona que te narrará mucho sobre los fastos de Venecia en el siglo XVIII es la espléndida Ca Rezzonico (que puedes visitar con la Museum Pass): directamente sobre Canal Grande, es un majestuoso palacio noble sede del Museo del siglo XVIII en Venecia. Además del interesante recorrido del museo, el grandioso salón dedicado al baile en máscara (el más imponente de toda Venecia) te catapultará en un ambiente de película. Si te intriga la fascinación de Venecia en aquel periodo, inmortalizada en tantas películas y obras, prueba un divertido y fascinante Curso de Decoración de las tradicionales máscaras de Carnaval, donde te revelarán los secretos y las técnicas de una de las tradiciones más antiguas e importantes de Venecia.

En Dorsoduro encontrarás algunas de las iglesias más importantes, como la de los Gesuati que se asoma al Canal de la Giudecca, o San Nicoló dei Medicoli. Y sobre todo la extraordinaria (también por su posición) Iglesia de la Salud, construida justo a la punta de la Aduana como voto a la Virgen por la liberación de la peste, que diezmó la población veneciana entre el 1630 y el 1631. Construida con una planta octagonal, es muy rica y original, y te propondrá una de las mejores vistas del área de San Marcos.

Venecia siempre ha tenido una relación importante con la Iglesia, y tiene decenas de iglesias llenas de historia y bellezas artísticas. Si te interesa el tema, no entres solo a San Marcos y la Salud. La mejor manera de descubrirlas es la Chorus Pass, que te permite visitar las 16 iglesias más importantes sin tener que comprar un boleto para cada una. Con obras maestras cono Santa Maria dei Miracoli y sus mármoles policromos, los espacios de Santo Stefano y Santa Maria Formosa con obras de Tiepolo y Bellini, o Santa Maria degl Giglio con su fachada barroca, te ofrecerán una perspectiva diferente y original de tu experiencia en Venecia.

Si prefieres conocer la fascinación de la entera laguna de Venecia y los secretos de la producción del vidrio, dedica la última mitad del día de tus vacaciones a una Excursión a las islas de Murano, Burano y Torcello. Después de haber admirado la isla de San Giorgio, llegarás a Murano, famosa por la producción de vidrio que descubrirás en una tradicional fábrica artesanal. La segunda parada será en Burano, famosa por el encaje y las coloradas casas de sus pescadores, y para terminar la parada en Torcello para visitar los magníficos mosaicos de la Catedral y la Iglesia de Santa Maria Assunta.