Palacio Real

Panoràmica

Admira el Palacio Real: sede de la monarquía en Napoles y el sur de Italia durante tres siglos, sin hacer la fila. Para quienes ven Nápoles desde el mar, es un palacio impresionante: su larga fachada rosa y gris de Palacio real, decorada con sus espectaculares jardines colgantes.

Antes de hacer su reservación, por favor lea las Condiciones de Compra.

LO QUE NECESITAS SABER ANTES DE RESERVAR

IMPORTANTE: Tras de haber completado con éxito una reservación, recibirás dos correos electrónicos: la copia de tu pedido (inmediatamente después de haberlo efectuado) y la confirmación (un día laboral después). Para poder recibir estas dos comunicaciones, por favor tenn cuidado al escribir tu dirección de correo electrónico y verifica que tu filtro anti-spam o antivirus no bloqueen los correos enviados desde nuestra dirección [email protected] Presta particular atención si utilizas AOL, Comcast o Sbcglobal.net. Te recordamos que los vouchers estarán disponibles, un día laboral después de tu pedido, en tu área dedicada.

ATENCIÓN: si el horario solicitado está al completo, será confirmado automaticamente el orario disponibile más cercano (cualquier horario en los horarios de apertura) en la misma fecha.

Horario de apertura

Abierto de jueves a martes de 09:00 a 20:00. Cerrado el miércoles, el 1 de enero y el 25 de diciembre. La billetería cierra una hora antes.

Las reservaciones deber ser hechas con un mínimo de 1 día laboral.

ATENCIÓN: si el horario solicitado está completo, el museo confermará automáticamente el horario más cercano posible de la misma fecha.

Política de cancelación

Una vez confirmada la visita, es posible cancelar y reembolsar el costo de las entradas no utilizadas menos el costo del servicio.

Palacio Real

Cuando Nápoles es vista desde el mar, destaca sobre todo un edificio: la fachada gris y rosa del Palacio Real, decorada con los enrejados de los jardines colgantes del primer piso. A inicios del siglo XVII, los virreyes españoles de Nápoles decidieron construir una residencia moderna para ellos mismos y para cuando el rey de España viniera de visita: debía comenzar con columnatas y logias espaciosas y finamente decoradas según el gusto clásico: muy diferente de los mágicos castillos fortificados donde los reyes aragoneses vivían.

El sitio elegido para el palacio estaba cerca de Castelnuovo al final de Via Toledo, hacia la nueva área residencial de Chiaia, al sureste del centro original de la ciudad. Aún hoy, la plaza del palacio, Piazza Plebiscito, es uno de los centros administrativos del estado en Nápoles. Las oficinas centrales del Comando Militar del Sur de Italia y las oficinas centrales de las autoridades provinciales dan a esta plaza.

El palacio fue diseñado y parcialmente construido por Domenico Fontana por órdenes del virrey Ferdinando Ruiz de Castro, conte de Lemos, y de la virreina Caterina Zonica de Castro, siguiendo un modelo tardío-renascimental; el arquitecto ya había experimentado con este modelo en Roma en una obra comisionada por el Pala Sixto V. La fachada fue construida en ladrillos y piedra negra de Piperno, y su tamaño refleja las tendencias manierísticas de la época, mientras que el estilo decorativo recuerda los antiguos edificios romanos, con columnas de granito, inscripciones en latín, y decoraciones dóricas, jónicas y corintias.

En el interno, el palacio se encuentra alrededor del patio de honor, rodeado por la columnata con arcos de piedras de Piperno; en el piso sobre esta columnata se encuentra una logia, una arcada cubierta que une todas las salas. Ya presente en el diseño original de Fontana e incluidas en las siguientes extensiones de Sanfelice, Vanvitelli, Fuga y Gaetano Genovese, otros dos patios rectangulares, el Patio Belvedere y el Patio de las Carrozas, comunican con el patio de honor.

Estos crean un interesante efecto visual extendiéndose al infinito, con porches alineados y la repetición de características estructurales. A norte se encuentra el pintoresco jardín diseñado por el botánico Denhart en el 1841 y construido durante las grandes obras de restauración del palacio durante el siglo XIX. Los varios tonos de verde creados por magnolias, robles y plantas raras se encuentran junto a las más recientes y exóticas palmas.

El jardín y toda la parte noreste del palacio, con el teatro real de San Carlos y los establos, están rodeados por rejas de hierro del siglo XIX: La entrada al antiguo jardín de montaje está dominada por esculturas en hierro de los dos entrenadores de caballos de Clodt von Jurgenburg, un regalo al rey Ferdinando II de Borbón del Zar de Rusia en el 1846; estos forman una especie de unión con San Petersburg, porque son copias de dos esculturas en un puente del río Neva.

La explanada hacia el Vesuvio está conectada a los bastiones del castillo de Maschio Angioino por un puente arcato construido por los virreyes, y recuerda la antigua unión entre el palacio y la fortaleza con su arsenal de artillería. A inicios de su construcción, la fábrica de porcelana de la familia Borbón se ubicaba en un pabellón cercano y el entero palacio era usado para actividades de la vida de la corte como: la Imprenta Real, la Fábrica de Tapicería Real después de la mudanza de San Carlo alle Mortelle, la Academia Palatina del siglo XVII, la Capilla Real, los tapiceros de corte, la guardia militar, los cuartos del jefe de mayordomos, y los cuarteles del personal.

Durante tres siglos, del 1600 al 1946, el palacio real fue la sede de la monarquía de Nápoles y el Sur de Italia, comenzando con los virreyes españoles y austriacos, seguidos por los reyes Borbones para terminar con la familia real Savoya. El Palacio Real ha contenido los Apartamentos del Museo del Estado y la Biblioteca Nacional desde el 1919, cambiando su papel cultural en la vida de la ciudad.

Detalle de precios

Calendario

Share this Service